Hacia este mediodía fue habilitado un carril de la carretera Bucaramanga – Cúcuta, afectada esta madrugada por un gigantesco derrumbe que bloqueó la importante carretera entre los kilómetros 14 y 15, muy cerca de Bucaramanga, generado por las lluvias que se registraron la noche anterior en ese sector.

A esta hora las autoridades de policía de Carreteras controlan el paso de forma alterna, tanto de los vehículos que van hacia Cúcuta, como de los que vienen de la frontera hacia Bucaramanga.

Se estima que hacia las 5 de la tarde se concluya con la labor de remoción y se permita el paso por los dos carriles.